II Encuentro “Entre Entidades Colaboradoras y Fundación Banco de Alimentos”

SEVILLA. 26 de junio 2018

La Fundación Banco de Alimentos de Sevilla, en este mes de junio, ha realizado el II Encuentro “Entre Entidades Colaboradoras y Fundación Banco de Alimentos”, en el que pretende seguir conociendo más a sus 395 organizaciones asociadas de reparto y consumo, escuchar sus demandas y seguir reforzando los vínculos colaborativos, ya que ellos son pilares fundamentales dentro de la misión diaria del BAS.

En esta ocasión, a la reunión han asistido 8 organizaciones con perfiles muy diferentes pero todas con el mismo objetivo: ayudar al que lo necesita.

  • Gitanos Vencedores, organización de reparto, cuyo ámbito de actuación es Polígono Sur, una de las zonas más desfavorecidas de la capital sevillana.
  • Orden de Malta. Su actuación como comedor social y entidad de reparto se centra sobre todo en el centro de Sevilla.
  • Prolibertas Emaús,  lleva a cabo un programa de acogida, destinado a las personas reclusas y ex reclusas, sobre el que se trabaja la promoción de la persona para el logro de una inclusión socio laboral, exitosa y duradera, que contribuya a alcanzar una situación de autonomía e independencia.
  • Comedor Social el Pumarejo, organización asociada de consumo que proporciona alimento a más de 300 personas.
  • Mujeres con Norte, encargada del reparto de alimentos en la zona de Polígono Norte.
  • Centro Al Alba, situado en el barrio Alameda- San Luis de Sevilla, cuya tarea es ofrecer una atención integral a mujeres en riesgo o situación de exclusión social.
  • Asociación Elige la Vida, trabaja en la prevención de la drogodependencias y coopera en la rehabilitación e incorporación social de las personas con problemas de drogodependencias, VIH/SIDA y exclusión social del área de Triana.
  • Solidarios para el desarrollado, que realiza acompañamiento a personas sin hogar.

En este encuentro cada una de las entidades expuso sus principales líneas de actuación y los colectivos con los que trabaja, junto con las demandas especiales que tienen en sus organizaciones, ya que desde el Banco de Alimentos lo que se pretende es mejorar en cuanto a cantidad y calidad el reparto de los alimentos que llegan a más de 65.000 personas al año. Así mismo también se fomentó la participación conjunta entre estas organizaciones y la fundación en actividades de voluntariado y talleres que se están realizando para mejorar el uso de los alimentos por parte de los usuarios.