Entrevista a:

Cayetano Pizarro, voluntario del Banco de Alimentos de Sevilla

“Conocí el Banco de Alimentos de Sevilla porque fueron al colegio donde yo trabajaba como profesor. Tras jubilarme, me acerqué y pude unir”

Cayetano es un voluntario lleva desde el año 2011 formando parte de la familia del BAS.

– ¿Qué le motivó a ser voluntario?

Me apetecía hacer un voluntariado y cuando me jubilé, decidí que tenía que hacer alguna actividad. Conocí el Banco de Alimentos de Sevilla porque fueron al colegio donde yo trabajaba como profesor. Tras dejar el colegio, me acerqué y pude unir.

– ¿Qué funciones desempeñas?

Mi trabajo en el BAS es la coordinación del programa de centros docentes. Dentro de este programa, realizamos entre yo y más voluntarios, el contacto con los centros docentes de Sevilla y provincia, en el pasado 2017 fueron 350 centros colaboradores; organizamos las campañas de operaciones kilos y visitas a los centros o al Banco de Alimentos para la concienciación de los más jóvenes.

– ¿Por qué es importante esta actividad que desarrolla el BAS en los centros docentes?

Yo considero que hay una serie de asuntos que la administración, en este caso, la educación; no llegan, y por ello, es necesario trabajar en ellos. En el caso del Banco de Alimentos es importante porque estamos creando una cantera de voluntarios, no solamente para nuestra ONG, sino para cualquiera; despertando de esa manera el voluntariado entre los más jóvenes. También es importante para realizar esa labor de concienciación en temas sociales, que en nuestro caso, es el ayudar a las personas que no tienen alimentos.

– ¿Qué es ser voluntario para ti?

Para mi ser voluntario es ayudar en la medida de mis posibilidades a concienciar a los escolares, ya que esa es mi principal tarea aquí; además de contribuir con la función principal del Banco de alimentos, proporcionar alimentos a las personas que lo necesitan.

– Háblanos de tu equipo de trabajo 

Yo lo veo muy grato; en general. Hay bien clima de trabajo, al menos con las personas que trabajo. Como siempre digo “hay buen rollo”.

– ¿Qué destacarías de ser voluntario?

Para mi el compromiso que el voluntario tiene con la ONG es lógico, por ello también destaco, el poder ayudar a los demás; que al fin y al cabo, es llevar a cabo una actividad gratificante y útil para sociedad.