ABC de Sevilla 9 de Octubre

Según Carlos Herrera, imagen de la campaña, «necesitamos muchos voluntarios, todo un ejército civil armado de amor, fraternidad y solidaridad» 

El Banco de Alimentos da ejemplo en tiempos de tribulación. Estos señores estarían mejor en su casa, pero afortunadamente hay gente en el mundo que se preocupa por los demás sin esperar nada a cambio». Así lo decía el periodista Carlos Herrera este jueves durante la presentación de la campaña de la Gran Recogida del Banco de Alimentos, de la que él mismo es imagen este año, y que este año espera batir récords de voluntarios y de donaciones.

El Banco de Alimentos, junto con la Fundación Lándaluz y la Fundación Cajasol han puesto en marcha la tercera Gran Recogida de Alimentos que se celebrará en toda Andalucía y Ceuta los días 28 y 29 de noviembre, para la que esperan contar con 21.000 voluntarios que presten su tiempo en los más de 1.600 puntos de recogida. Si en la campaña de 2013 se lograron recaudar 3.331.639 kilos de alimentos, para este año el reto essuperar los 3,5 millones, incluso llegar a los 4.

Según explica el Banco de Alimentos, «en 2013 se calcula que el 29,1% de la población andaluza vive en riesgo de pobreza, con unos ingresos por debajo del 60% de la mediana de ingresos por unidad de personas: menos de 11 euros al día». Por ello, busca «sensibilizar a la población sobre la realidad actual de pobreza y favorecer la colaboración continuada con los bancos de alimentos durante todo el año».

El presidente del Banco de Alimentos de Córdoba,Carlos Eslava, indicó que conseguir 21.000 voluntarios es una cifra «muy ambiciosa, porque supone la movilización de toda la sociedad andaluza, con 1.600 establecimientos comerciales y toda la logística que ello conlleva». Por ello, animó a todos a que prestaran su colaboración para participar en la campaña y superar el reto marcado.

«El beneficiado soy yo»
Por su parte, Carlos Herrera se mostró agradecido con el Banco de Alimentos por contar con él para la campaña. «El beneficiado soy yo, la publicidad a veces que te legitima a ti y la aportación que yo pueda hacer en este cartel lo que hace es hacerme bueno».

Según Herrera, «el año pasado recuerdo que llegaba a un establecimiento de Almonte y había una gran cesta y cuatro personas que no estaban precisamente en Matalascañas, sino trabajando con voluntarios. A todos los que entrábamos nos daban una bolsa y nos decían: «Lo que tú puedas». Se llevaron allí dos días enteros, y no vi a ningún cliente que saliera y no dejara nada».

Por ello, el locutor recordó que «cuando hagamos ese gesto de donar, pensemos en una cara que va a ser beneficiada con eso. Necesitamos muchos voluntarios y mi petición está llena de coraje para que sepan que dos o tres días de su vida puedan ayudar a muchos a comer caliente». Carlos Herrera, así, concluyó su intervención calificando a los voluntarios como «un ejército civil armado, muy armado con el arma del amor, la fraternidad y la solidaridad, esa palabra que de tanto usarla parece que está gastada».

Por otro lado, el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, anunció en la presentación que la entidad que él preside va a destinar 120.000 euros para esta gran recogida.