SEVILLA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) –

Carrefour, a través de su fundación, ha entregado más de 137.000 kilos de alimentos en 2013, un 72 por ciento que el año anterior y celebra los días 4 y 5 de abril, la vigésima edición de su Jornada Nacional de Recogida de Alimentos en colaboración con la Federación Española de Banco de Alimentos (Fesbal) en los centros de Carrefour de Écija, San Juan de Aznalfarache, San Pablo, Montequinto, Macarena, Dos Hermanas y Camas.

La compañía de distribución, referente en el sector en la donación de alimentos en España, colabora con Fesbal desde 2001. Sólo en 2013, Carrefour y sus clientes consiguieron entregar más de 137.000 kilos de productos al Banco de Alimentos de Sevilla, los que supone un 72 por ciento más que lo entregado el año anterior.

A nivel nacional, Carrefour y sus clientes consiguieron entregar más de seis millones y medio de kilos de productos de alimentación a los 55 Bancos de Alimentos de toda España, cantidad que supone un 60 por ciento más con respecto a lo entregado el año anterior. Se estima que estos alimentos han servido para paliar las necesidades de más de 90.000 personas durante todo un año.

Para la vicepresidenta  del Banco de Alimentos de Sevilla, Ana Mencos, “Carrefour es un claro referente en el ámbito de la donación de alimentos en España”. Según dijo, “la realización de este tipo de jornadas es una muestra más de su compromiso social”.

Mencos señaló además, que “Carrefour es la única empresa en nuestro país con un compromiso de igualación sobre los kilos de alimentos entregados por sus clientes, lo que se traduce en que duplican la cantidad que entregan a Fesbal”. “Agradecemos estos 13 años de colaboración que han contribuido a que otras empresas se hayan ido sumando, en la medida de sus posibilidades, a estas donaciones”, afirmó.

   Por su parte, el director de Carrefour Macarena, Ángel Luis Jiménez, indicó que el objetivo de esta iniciativa es cubrir las necesidades básicas de familias que se encuentran en situación de desventaja social. Para ello, en los centros participantes se habilita una ‘Mesa de Bancos de Alimentos’ en la que voluntarios de la entidad y empleados de Carrefour ayudan a recoger los productos que se donen. Posteriormente, es el Banco de Alimentos de Sevilla el encargado de repartirlos entre las organizaciones con las que colabora.